Sanidad financia ya el medicamento más caro del mundo, el Zolgensma, para tratar la atrofia muscular espinal