Los jugadores del Fuenlabrada se someten a un segundo test de coronavirus en su reclusión en un hotel de La Coruña