Valladolid vive sus fiestas patronales más atípicas llenas de restricciones frente al coronavirus