Los visones podrían ser el reservorio original del coronavirus, tras un contagio en Países Bajos