50 euros, un puesto de trabajo y mucho riesgo