El mes de lucha feminista previo al 8M arranca con una cadena humana en la playa de Carnota