Pierde 95 kilos tras dos operaciones y luce peor que nunca