Nadie asume la responsabilidad del caos en la autopista AP-6