A punto de morir cuando su pelo se enganchó en una máquina industrial