Acusan a juventudes socialista gallegas de mofarse de los cristianos