Adiós a todo un símbolo de los 80 y los 90: el VHS