Cinco agentes de policía, entre ellos el jefe superior de Murcia, ante el juez