Aído valora el papel de los medios contra la violencia machista, pero pide huir del morbo