Álamo postula el periodismo directo, sencillo, comprensible y bien escrito