Pierde la cartera y acaba en un albergue de refugiados en Alemania