Denuncian el uso de la misma sustancia para hacer pan y fabricar esterillas de yoga