Alonso reconoce que siguen habiendo desigualdades y aboga por un sistema de compensación entre CCAA