Alyssa Milano, furiosa después de que le confiscaran su leche materna en Heathrow