Andalucía pide un gran pacto para el mantenimiento de la Ley de Dependencia, en la que la Junta ya asume el 80%