Anonymous, a la caza de los maltratadores de un mendigo en México