Las memorias de Arantxa se han convertido en un duro revés para su familia