Un árbitro mata a un jugador y después es decapitado por fanáticos y familiares