Armado, irrumpe en un plató de la sede de la televisión pública holandesa