Asesinada por interrumpir una foto