Rompen el cordón policial en la Audiencia de Navarra tras la condena a los miembros de La Manada