La autopsia confirma la muerte violenta del menor que apareció en una maleta