Crece la recogida de firmas reclamando que las vacunaciones sean obligatorias