El año 2017 acabó con 2.000.000 de choques entre vehículos, la cota más alta desde los años de la crisis