La moda de las barbas hace que proliferen las antiguas barberías