Barcelona aprueba una normativa para evitar que las churrerías ambulantes desaparezcan