Barcelona prohíbe la apertura de nuevos hoteles en el centro de la ciudad