"No soy un monstruo": Olvidó a su hijo en el coche y murió