El papa Benedicto XVI cruza en góndola el Gran Canal de Venecia