Benedicto XVI, el primer papa en la historia que responde a preguntas en televisión