Berlusconi confirma que son más de 150 los muertos en el terremoto