Ecclestone llama ‘vagos de mierda’ a los periodistas