Bill Gates y Roger Federer, pareja imbatible en la recaudación benéfica