Una pareja recorre el mundo usando bitcoins en todas sus compras