Pierde la pelea y le pega una brutal paliza al árbitro