Un hombre con un cuchillo clavado en la cabeza camina consciente por la calle