Bretón no tuvo tiempo de recoger los huesos