Conociendo el acelerador de partículas de Ginebra