Cae una red de prostitución que coaccionaba a las mujeres con vudú y palizas