Niños con síndrome de Down posan como policías por una buena causa