Calor de hogar sí, pero con precauciones