Más de un 30 por ciento de los niños sufre alteraciones del sueño