Caminar en topless por las calles de Nueva York no constituye delito