Los bomberos siguen refrescando los restos de la fábrica de Campofrío en Burgos