Así han quemado el monte en Cantabria