Un carguero español se parte por la mitad frente a la costa vascofrancesa